TE EDUCA

TE EDUCA

 

——— Alzheimer's Disease

Asociación de Alzheimer International

de Puerto Rico

 

 

Unos de los compromisos de la Asociación de Alzheimer y Desórdenes Relacionados

de Puerto Rico es el de educar

a toda la comunidad. A continuación, le presentamos las inquietudes y preguntas

más frecuentes que tienen las

familias y cuidadores a cargo de una persona con la enfermedad de Alzheimer:

 

Diez (10) posibles señales de la enfermedad de Alzheimer:

  1. Olvida frecuentemente hechos recientes y no puede recordar lo olvidado.
  2. Se le hace difícil llevar a cabo tareas de rutina.
  3. Se le olvidan las palabras, o usa palabras incorrectas para expresarse.
  4. Se desorienta y no sabe donde está, ni cómo llegó al lugar.
  5. Lleva a cabo reacciones irracionales, que demuestran poco o falta de juicio.
  6. Se le olvida para qué son los objetos y cómo utilizarlos.
  7. Guarda objetos en lugares absurdos.
  8. Muestra cambios dramáticos de humor 0 de conducta.
  9. . Muestra cambios dramáticos de personalidad.
  10. Muestra falta de iniciativa extrema para desempeñar acciones simples.

 

 

¿Qué causa la enfermedad de Alzheimer?

Hasta ahora no se ha encontrado causa, ni cura. Algunas de las teorías más comunes son: que es causada por un virus, por un defecto genético o por una falla en el sistema inmunológico.

Investigaciones realizadas muestran que los cambios más frecuentes atribuidos al Alzheimer ocurren en la capa exterior del cerebro, en donde con frecuencia hay acumulación de estructuras anormales. También se encuentran allí terminaciones de nervios que se han degenerado y que interrumpen el paso de las señales entre células cerebrales.

 

¿Qué debo hacer cuando mi familiar con Alzheimer abandona la casa, el centro de

cuido, un

establecimiento o cualquier otro lugar?

Es muy común que las personas con Alzheimer se desorienten. Cuando esto ocurra,

no reaccione a la ligera. Camine

tras él o ella, no le grite, no lo agarre. Trate de adelantarse dos o tres pasos

al frente, de modo que pueda mirarlo a

los ojos y entonces, usando una voz tranquila y en tonos bajos, háblelc para que

lo convenza de regresar con usted.

¿Qué debo hacer cuando mi familiar con Alzheimer presente una conducta sexual

inapropiada?

Trate de no mostrar su enfado o coraje con el paciente, no importa lo que él o

ella haga. Tranquilamente, dirija a la persona con la enfermedad a un lugar privado, como por ejemplo, su habitación.

No le llame la atención, ya que esto es un proceso normal en las personas que padecen esta enfermedad. Si la situación ocurre en cualquier otro lugar, ya

sea un centro, institución u hospital, el personal a cargo de él (ella) debe

distraerlo(a) y llevarle a otro lugar. Nunca le debe llamar la atención de manera inapropiada.

 

¿Qué debo hacer cuando ocurran reacciones fuertes con el paciente?

Si la persona con Alzheimer se pone muy difícil, inquieta u hostil, déjela sola

alrededor de cinco (5) minutos.

Respire profundamente y regrese donde el paciente. Puede continuar haciendo lo

que estaba previsto hacer ya que, por lo general, ellos olvidan rápido los incidentes. No discuta y no devuelva el golpe. Consiga contacto visual, no lo toque. Si continúa hostil, échele un vistazo al ambiente, tal vez esté ocurriendo algo que le moleste (volumen alto de

un radio, televisor o de niños gritando). Los colores brillantes en las paredes no son onvenientes para las personas con Alzheimer. Utilice colores claros, como el blanco, crema y el pastel. No debe preocuparse si el paciente da

Vueltas continuas en la casa; eso es normal bajo su condición. Sabemos que esa

persona no hubiera reaccionado dela misma manera si estuviera consciente. Mantengamos su dignidad y respeto.

 

¿Cómo debemos hablarle a una persona con la enfermedad de Alzheimer?

Es importante utilizar un tono de voz bajo y agradable. Si utilizamos un tono de

VOZ alto, puede crearle intranquilidad.

Debe tomar en cuenta que demasiadas palabras a la Vez, agregan confusión a un

mundo ya confuso. Las posibilidades de que una persona con esta enfermedad se muestre hostil o agresiva dependerán del trato que reciba de su familiar o del cuidador.

 

¿Se puede comunicar una persona con la enfermedad de Alzheimer?

La comunicación dependerá de la etapa en que se encuentre la persona. En las

primeras etapas de la enfermedad (leve y moderada), el paciente aún puede comunicarse. Es probable que su vocabulario haya disminuido y tenga usted que ayudar a completar las oraciones. No pierda la paciencia. Si la persona con la enfermedad no completa

la oración o frase, no lo corrija y déjela que siga con la idea que quiere expresar.

 

Diagnóstico

Debido a que existen más de 50 enfermedades que pueden causar demencia, o que

tienen síntomas similares a la enfermedad de Alzheimer, se requiere efectuar una evaluación médica cuidadosa para eliminar otras causas de diagnósticos clínico. Si el diagnóstico se efectúa durante las etapas tempranas de la enfermedad, la persona puede

estar en condiciones de comprender el proceso de la enfermedad, y con la ayuda

de los miembros de su familia, efectuar planes adecuados para su propia atención.

Toma de decisiones

Es aconsejable establecer un proceso de planificación realista que incluya la

identificación de fuentes de atención médica y otros servicios de apoyo, así como las disposiciones de índole financiera y legal.

Las decisiones relacionadas con el tipo de atención que la persona con la

enfermedad debe recibir, por lo general, están basadas en valores y las creencias individuales. Esto incluye la selección de la persona o familiar que brindará

la atención o la persona o familiar de apoyo encargada de la toma de decisiones.

 

Tratamiento

A pesar de que las causas de la enfermedad de Alzheimer incluyen aspectos biopsicosociales y no existe aún la cura, las investigaciones en este campo continúan de forma muy intensa. A través de los esfuerzos realizados por los investigadores a nivel mundial, se han comenzado a descifrar algunos de los misterios de esta enfermedad.

Dependiendo de la progresión de la enfermedad y de los síntomas que la acompañen, posiblemente sea necesario efectuar cambios en la medicación, los horarios y la administración de las  medicinas. La administración segura y precisa de la medicación es de particular importancia para la persona que padece esta enfermedad. Las opciones de

tratamiento deben discutirse con el médico.

La enfermedad del Alzheimer es un trastorno degenerativo-progresivo e irreversible del cerebro que afecta la memoria, el raciocinio y el comportamiento. Su gravedad se puede caracterizar de leve, moderada y severa. Las personas pasan por estas etapas a diferentes ritmos y los síntomas de una etapa se repiten.

 

Etapas en la enfermedad del Alzheimer

Primera (l) Etapa: Leve

- Dura aproximadamente de dos (2) a cuatro (4) años.

- Es común que las personas repitan las cosas, pierdan artículos, como por

ejemplo: las llaves, reloj, libros, etc.

- Les cuesta trabajo nombrar objetos comunes, tales como: cuchara, lápiz,

libretas, etc.

° Se pierden con facilidad.

- Presentan cambios de personalidad. Un cambio de personalidad típico es la

pasividad o la agresividad.

- Pierden el interés por actividades que antes disfrutaban.

 

Segunda (ll) Etapa: Moderada

- Dura aproximadamente de dos (2) a diez (lO) años.

° Empeora la función mental y manifiestan alteraciones de conducta.

° Se muestran más confundidos, deambulan, discuten, sufren alucinaciones o

delirios.

 

Tercera (lÏl) Etapa: Severa

' Dura aproximadamente de uno (l) a tres (3) años.

- Los pacientes no pueden funcionar independientemente en ningún nivel.

° No pueden usar ni comprender el lenguaje.

- No reconocen a sus familiares y/o amigos.

- Por lo general, en esta etapa de la enfermedad se encuentren postrados y

encamados.

- Muchos son susceptibles a otras enfermedades, tales como: desnutrición,

infecciones y pulmonías.

 

Estilo de vida cambiante

A medida que el Alzheimer progresa, la persona con la enfermedad dependerá cada

Vez más de la persona que lo atiende, aún para realizar tareas básicas. La persona encargada de su atención debe evaluar periódicamente las actividades aceptables para éste(a), a medida que acentúe su incapacidad.

 

Información a terceros

A pesar de que es difícil compartir la noticia de que una persona allegada

padece de la enfermedad de Alzheimer, en muchas instancias esto puede ser beneficioso. Aquellas personas que deben conocer el estado de la persona con la enfermedad de Alzheimer, incluyen: los miembros de la familia, vecinos, la policía y otras personas con quien el paciente mantiene contacto regular. i

 

La enfermedad de Alzheimer y la familia

Los encargados de la atención de la persona enferma llevan una carga muy pesada

que puede crear estrés emocional, físico, social y económico. La atención a una persona que padece la enfermedad de Alzheimer puede requerir sacrificios, cambios en prioridades y en los roles que cumplen otros miembros de la familia. Muchas de estas

dificultades pueden superarse o su impacto puede disminuir, obteniendo mayor

información sobre la enfermedad de Alzheimer y sobre los servicios disponibles a sus familiares. Con relación a esto, muchas familias y personas encargadas de la atención de la persona con la enfermedad han encontrado gran ayuda en los Grupos de Apoyo.

 

El Hogar o una Institución

Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede ser atendida en el hogar,

siempre que exista un equilibrio saludable entre la atención que se le brinde y las demás responsabilidades de su cuidador encargado de su atención.

Es importante que la persona que lo atiende preste atención a su salud, pues de

ello dependerá que pueda ofrecerle a la persona con la enfermedad de Alzheimer, un cuidado adecuado.

Es posible que, eventualmente, la persona encargada de la atención del paciente

no pueda manejarlo, aún con apoyo adicional. Ante tal circunstancia, deberá considerar instituciones de cuidado prolongado que provean una atención profesional e ideal.

 

Para cualquier pregunta o duda adicional que pueda tener, favor de comunicarse a

la Asociación de Alzheimer y Desórdenes Relacionados de Puerto Rico al

(787)727-4151 ó (787)268-6818.

En la Asociación de Alzheimer y Desórdenes Relacionados de Puerto Rico

Estamos para servirles.